Este es un año de símbolos y herramientas sagradas. Aparecen cargadas de propósitos y significados. En diciembre me salió esta carta en una lectura (del Oráculo de las 13 Lunas de Ariel Spillsbury)

La Herramienta Sagrada de la Pluma de Pavo Real - TRANSMUTAR

La pluma de pavo real ha sido un símbolo en mi camino como profesora de yoga. Recibí una como regalo al terminar mi primer Formación de Profesores de mi maestra Sianna Sherman, hace muchos años. Aquellos años en los Estados Unidos fueron algunos de los años más transformadores de mi vida y esa pluma siempre ha estado en mi puja como un recuerdo del poder de las enseñanzas, del poder de la transmisión y del poder de la hermosa comunidad en la que crecí como yogi y como profesora de yoga. Así que sonreí cuando ví aparecer en mi vida una nueva pluma de pavo real y además unida a  la palabra "transmutar".

En la última entrada de blog hablaba sobre transmutación: un cambio de forma, apariencia, estructura o naturaleza. Un cambio radical. Un cambio que requiere o de tremenda energía o de una gran cantidad de tiempo, como la energía implicada en una reacción nuclear o el tiempo necesario para que se produza un cambio en una cadena de ADN. Desde la perspectiva del yoga y del Tantra, cuando pensamos en transformación radical, aparecen dos posibilidades, opuestas y complementarias.

Por un lado está el concepto de tapas, la enorme cantidad de energía que necesitamos generar a través de la práctica y la disciplina para cambiar los patrones internos de la mente y los patrones externos del cuerpo. Tapas implica esfuerzo, pero también constancia, dedicación sostenida en el tiempo, enfoque mental, intención clara.

Carta del Oráculo de las 13 Lunas de Ariel Spilsbury

Carta del Oráculo de las 13 Lunas de Ariel Spilsbury

Por otro lado, está el proceso llamado darshan en la tradición Hindú. Por ejemplo, un ser espiritualmente avanzado, a través de pura transmisión, puede producir un cambio alquímico de estructura en tu ser. No necesariamente tiene que ser una persona, Puede ser una enseñanza leída en un libro, un momento de profunda conexión con la naturaleza, una experiencia vital. Una caricia sobre nuestra consciencia, como el toque sutil de una pluma, puede producir un cambio radical de visión,  y ese es el más radical de los cambios. (En ocasiones esto ocurre literalmente y el maestro toca al discípulo en la coronilla con una pluma de pavo real como forma de transmisión )

En cierto modo, esta polaridad en los procesos de transmutación me devuelve a la idea de que para que las prácticas sean sostenibles en el tiempo tienen que contar con dos elementos: el fuego (agni) y el néctar (soma). La intensidad de nuestro esfuerzo, esa energía de la práctica que con el poder de nuestra intención es capaz de destruir y crear Universos, y el toque ligero de la Gracia. Un soplo, una brisa con una energía tan refinada, tan elevada, tan despierta, tan precisa, que es capaz de producir los cambios más transformadores. El toque ligero del espíritu, que de forma sutil, y no por eso menos intensa y radical, genera un movimiento de aceleración, de maduración.

Te dejo con una contemplación:

¿Dónde o cuándo en tu vida has sentido el toque sutil del espíritu acelerando los procesos de cambio en tu interior o en tu vida más externa?

¿Qué sientes al ser suavemente empujado hacia el vortex de la transmutación?

Me encantaría que compartas tu experiencia...