Me fascinan las piedras y los cristales. Este verano, mientras pasaba por una experiencia bastante crítica con una lesión muy seria en mi pierna derecha, prácticamente inmobilizada y en el medio de una gran tormenta emocional, decidí reunir todos mis aliados preparándome para el proceso que se avecinaba. Sin ninguna duda parte de esos aliados eran piedras y cristales, portadores de la medicina de la Tierra, tan necesaria en un momento de desconexión literal de mis raices, con una rotura del músculo y el tendon en el isquiotibial.

Cuando busco piedras, cristales y joyería siempre dejo que me guíe mi intuición. Si lo necesito, luego busco información sobre las piedras y veo si se corresponden con lo que necesito. Casi todo lo que llevo encima tiene un propósito y un significado. Para mí es la medicina de la Tierra.

Lesiones y enfermedades son momentos en los que se procesa cantidad de  material de la sombra. Pensé en negro. Piedra de lava. Inmediatamente me enamoré de dos pulseras de Mukhas que llevan esta piedra: Volcanic Lava y Eivissa. Lava volcánica es fuego transformado en tierra sólida. Justo lo que necesitaba. Fuego para las prácticas internas,  determinantes en los momentos difíciles y enraizamiento para reforzar mi conexión con la tierra, rota en este momento a través de una pierna. Además la lava es un material negro y poroso capaz de absorber las energías negativas y de ayudarte a trabajar con tu sombra.

La rudraksha siempre va conmigo. Mi compañera diaria de japa (recitación de mantras) me recuerda el lugar de quietud en el interior que llamamos Shiva. Cuenta el mito que la rudraksha surgió de la Tierra cuando Shiva derramaba lágrimas por la muerte de su amada Sati en la pira funeraria para defender su honor.  Las lágrimas transforman el dolor y la frustración en rendición, en entrega y ésta es el portal mágico para la transformación. Como lo es el mantra. La rudraksha es para mí la sensación del mantra en mis dedos.

La pulsera Eivissa bracelet me inspiró for muchas razones. Algo que leí en su descripción "para cualquiera en un momento de cambio de dirección". La conexión con todas sus piedras. Que Ibiza sea uno de mis lugares favoritos en el mundo.

La turquesa es una de mis piedras favoritas desde niña. Protectora de los viajeros, su color es un recuerdo del mar. Durante los días en casa solía cerrar los ojos y visualizar el Oceáno. Simplemente eso me traía un gran sentimiento de libertad. Obsidiana, otra piedra negra. Entre sus propiedades está ayudar a tomar decisiones. Ha sido un momento de grandes decisiones. Decidir entrar al quirófano o dejar que la madre naturaleza encontrara su proceso de sanación. Necesité de mucha meditación, contemplación, sentir mi cuerpo. Y la energía de la obsidiana y la lava sin duda me ayudó.

Para completar el kit de medicina de la Tierra, me sentí instantáneamente atraída hacia el colgante angel aura. Este cuarzo angel levanta el ánimo con sus reflejos arco iris y atrae las energías angélicas de purificación y protección. Y es tan sanador rodearse de objetos hermosos.

El proceso ha sido intenso; la sanación poderosa. Agradecida por el proceso. Agradecida por todos mis aliados. Agradecida por el poder de las piedras. Agradecida por la medicina de la Tierra que me llena de luz y me hace estar rodeada de belleza. Gracias Mukhas por la mezcla perfecta de conciencia y belleza.

Puedes ver aquí el artículo publicado en Mukhas