Que ricas Navidades!!!!  Estas son unas de las Navidades más tranquilas que recuerdo. Desde que llegué a casa de mis padres me siento inmersa en un hermoso silencio lleno de paz. No es que todo esté en silencio pero siento una gran tranquilidad. No hay la prisa de otras Navidades y a la vez da tiempo para todo. Si, serenidad…

Estas Navidades son sin duda especiales para mí. Me siento FELIZ de estar todos juntos una vez más. Ha sido un año dificil para mi familia y hay una gran alegría y apreciación en el hecho de reunirnos a cenar y a disfrutar de la mutua compañía.

Ese sentimiento de apreciación y gratitud hace que cada pequeño momento, cada pequeño detalle sea hermoso, ya sea hacer unas compritas, poner la mesa para la cena de esta noche o envolver los regalos uno a uno con amor.

AMOR. Esa es la pphoto5alabra que resuena hoy en mi corazón. Esta mañana estuve con mi madre en el Monasterio de la Trapa, en mi pueblo. En la soledad de su iglesia antigua de piedra, con sus altísimas bóvedas, con su profundo olor a incienso, con su silencio solemne empecé a contemplar el significado del día de hoy. En la tradición pagana hemos celebrado el solsticio, el honrar de la sombra como pulsación de la luz. Que tiempo potente de interiorización para revisar los lugares en nuestra vidad donde falta la luz y para, en la oscuridad del corazón, plantar nuevas semillas para el nuevo ciclo. En la tradición cristiana se celebra la encarnación del Amor. Lo Divino se hace hombre, se hace Tierra.  La tradición yógica del Tantra nos dice que eso está ocurriendo constantemente: las energías sutiles del Universo, de amor, conciencia, sabiduría, dicha,  se encarnan, crean este universo y se transforman en nosotros y en todas las cosas que nos rodean y en nuestras experiencias.

 

Todas nuestras experiencias. Todas. Y desde aquí una contemplación y una nueva apreciación (y quizá no quieras seguir leyendo porque nophoto2 estoy segura de seguir hablando sobre la Navidad). La nueva apreciación de  las tierras castellanas que me vieron nacer y crecer, este lugar con al que nunca me sentí totalmente concetada. Hoy pensaba “¿Qué hay de Divino aquí?” Y de repente, observando sus extensas llanuras sentí como, aquí, Dios se hace espacio infinito; se hace tanto hielo como sol abrasador; y sobre todo,  se hace comida y vino.  Quizá solo nací aquí para admirar sus infinitos océanos de trigo dorado, sus cielos azules de luz, ya sea verano o invierno, las puestas de sol tan hermosas como en el desierto, las muchas formas en que el sentido del gusto se despierta y se deleita.

Pido disculpas por el rodeo. Estuve pensando en editar todo lo que he escrito y mandar una simple felicitación de Navidad pero es un momento potente de hacer paz con mis orígenes. Y todo comenzó con Amor y el significado de la Navidad…..

Brindo por la felicidad y la paz que viene desde la gratitud y el reconocimiento. FELIZ NAVIDAD, de corazón, y mis deseos para un 2014 lleno de luz y fuerza en el que la energía de amor que es el pulso del Universo se haga manifiesta en las diferentes facetas de nuestras vidas. Disfruta!!!

NAMASTE
Susana

Anusara Yoga

¿Quieres recibir todas las novedades?

Inscríbete para recibirlas en tu email.

Muchas gracias por tu subscripción, Namaste!

Share This