La luna nueva llega con recuerdos del sabor de la última anterior Luna Llena. La oposición Virgo/ Piscis, sigue ahí. ¿Recuerdas el post de Instagram con Imagine de John Lennon? Neptuno en Piscis activa nuestra imaginación, el poder de soñar.  La Luna y el Sol en Virgo, vibran con el deseo de poner su energía de cuidado, disciplina y perfección, al servicio de uno mismo y de los otros. 

¿Quién no sueña con un mundo mejor en estos momentos?

Virgo te recuerda que puedes crear un mundo mejor desde tus rutinas diarias, tu cuidado personal en forma de dieta, descanso, ejercicio,…  

En el día de hoy,  esta energía muy personal se sincroniza y alinea con la energía Capricorniana de los gigantes del año. Saturno en Capricornio nos llama a ver la realidad tal y como es, Jupiter a expandir nuestra visión y Plutón a transformar lo que sea necesario para su manifestación. 

El mensaje: cuando te prestas atención y te cuidas a ti mismo, cuando  pones el enfoque en construir tu vida ideal desde los pequeños detalles cotidianos, el caos externo se re-ordena.

O al menos no te afecta da la misma manera.  

El cuidado de tu Ser es un servicio a los demás.

Y a veces es lo único sobre lo que tenemos el control. 

Con Marte, el planeta de la acción en retroceso hasta mediados d noviembre, podemos sentir con intensidad lo que en Tantra se conoce como “karma mala”, la limitación del poder de acción divina o Kriya Shakti. Es una energía de bloqueo y desesperanza, de limitación y de frustración.

Recuerdo hace años en un trekking de ocho días en Ladakh, en los Himalayas. Fue una de las aventuras más locas, demandantes y transformadoras de mi vida, con algunos queridísimos amigos que conocí en India. El segundo día de camino nos encontramos en el camino con una montaña de 5000 metros. Y digo nos encontramos porque prácticamente no teníamos mapa. Partíamos ese día de una altura de unos 3500 metros.  Pasados los  4000 metros experimenté lo que llaman el “mal de altura”.  Es una sensación de gran impotencia. No sólo te cuesta respirar. Tus músculos no reciben oxígeno y casi no te puedes mover. La lejana cumbre parecía un imposible.Mi mantra fue “sólo un paso más”. SIn perder de vista el objetivo pero sin enfocarme en algo que me parecía demasiado grande para mi energía, así pasito a pasito, y con el apoyo enorme de mi amigo Mele, llegué a la cumbre.  Fue una de las hazañas épicas de mi vida. Esa es la energía de Virgo y de Capricornio juntas.

Este 2020 lo recordaremos como una gran hazaña épica. 

Con esta energía de la Luna Nueva en Virgo estamos lanzando el segundo ciclo de 13 Lunas – 13 Mudras.

Mi visión para este curso es la de apoyarnos en nuestro crecimiento y cuidado personal, con mini sadhanas para conectar con la energía del Cosmos. Y pasito a pasito nos movemos en la dirección de nuestros sueños.

Te invito a participar

13 Lunas – 13 Mudras 2020 

Pin It on Pinterest

Share This