Este Solsticio está a la altura del 2020: especial, intenso, diferente. 

El 21 de diciembre, además de ser el día más oscuro del año, tiene lugar uno de los eventos astrológicos más importantes del año: la Gran Conjunción entre Júpiter y Saturno, cuyo máximo acercamiento ocurrirá a las 19: 27 hora española. 

Lo importante de este evento no es sólo la conjunción de estos dos planetas gigantes sino que lo hacen a 0 grados del signo de Acuario. 

No me sorprende que el día para la aprobación de las primeras vacunas en la Unión Europea, fijado en un principio para el 29 de Diciembre, se haya adelantado al 21. Estemos o no a favor de las vacunaciones masivas, la realidad es que este hecho , a nivel social, representa el punto de inflexión hacia el futuro post-pandemia. 

¿Qué es lo que hace que este evento astrológico sea tan relevante?

Vamos por partes. 

Si Saturno y Júpiter fuesen tus amigos, Saturno sería ese amigo que resuelve problemas, cueste lo que cueste; al que no le importa echar unas horas de más en el trabajo. Con una vida estable y convencional, su éxito es el fruto del trabajo constante. Exigente, quizá excesivamente arrogante, no es precisamente el alma de la fiesta. 

Por otra parte, Júpiter es el amigo con el que te lo pasas pipa, optimista y de buen humor. A pesar de su actitud ante la vida, mucho más desenfadada, sus planes improbables mágicamente salen bien. Su energía es la de la abundancia y la alegría y su éxito es más como un regalo del Universo. Otro aspecto de este planeta es el maestro, el guru, el contenedor de sabiduría. 

Con el Solsticio, el día en que se cierra el ciclo de la luz de este año y para que  otro nuevo comience, estarán juntos en el cielo en el signo de Acuario. 

Acuario es el signo de la innovación, del pensamiento alternativo, del cambio revolucionario, de las ideas anticipadas a su tiempo. Es el signo del futuro. Un futuro que nunca ha sido más incierto pero que asoma con aires jóvenes y frescos.

Acuario es también el signo de la sociedad, de los grupos de gente con visión afín, de las comunidades. Con las transformaciones plutonianas de estos tiempos,  Acuario es una invitación al poder colectivo, a la instauración de sistemas acordes a nuestra evolución como seres humanos, sistemas donde “lo diferente” (tema muy acuariano) tenga cabida.  

Acuario es el signo de las ondas electromagnéticas, el signo de la red de Internet.  Su relevancia en 2020 es más que obvia. Estamos mundialmente conectados a un click. Nuevas formas de comunicación con sus luces y sus sombras continúan apareciendo con innegable poder. Acuario nos pide abrazarlas para el beneficio de la humanidad.  

 Saturno y Júpiter llegan de un largo viaje a través de Capricornio. Han estado  acompañados muy de cerca por Plutón  (Shiva, Kali de la transformación profunda y disolución). Saturno ha pasado por su signo cuestionando las estructuras sociales, pero también nuestros patrones mentales. Intenso. Todos juntos han arrasado con el mundo como lo conocíamos y han hecho tambalear de un modo u otro las vidas de cada uno de nosotros. Con el 2020 se van millones de historias vitales para recordar.

Plutón queda atrás continuando su trabajo de disolver lo que no funciona, lo que no sirve por mucho que nos cueste. 

Jupiter y Saturno dan un salto e inician su misión en Acuario de la mano. Opuestos complementarios. Saturno se pone manos a la obra. Hay un futuro que crear, nuevas estructuras que consolidar. Paso a paso. Júpiter pone el optimismo, la visión elevada, la alegría y la abundancia. 

 

El futuro ya está aquí 

El Universo nos regala sabiduría y expansión con grandes dosis de tesón y realismo.

 …..

 

Este Solsticio 

 

Crea una visión innovadora para tu vida

Incluye en ella al colectivo

Imagina la humanidad que deseas

Feliz Solsticio de Invierno – Feliz Yule

Pin It on Pinterest

Share This