Vivimos tiempos de gran responsabilidad como la especie humana de la que formamos parte. No hace falta ser muy sensible para sentirlo. Si el guionista de una película o un escritor hubiese diseñado el escenario de un cielo en el que los planetas describieran la energía del cambio radical, no podrían haberlo hecho mejor: Eclipse de Luna en Cáncer, Urano en Tauro en cuadratura con el Sol y la potente y famosa conjunción Saturno-Plutón en Capricornio el 12 de enero, a la que se unen el Sol y Mercurio. 

Sí, estos días son de particular intensidad. Y todo en el cielo habla de grandes cambios, de transformación radical. Por una parte es una sensación de vértigo, como al borde de la caída en una montaña rusa; por otra parte, es tan emocionante estar vivo en este momento…

Vamos por partes. 

 

Un Eclipse de Luna ocurre cuando la Tierra se coloca entre el Sol y la Luna. La oscuridad que vemos no es otra cosa que la sombra proyectada de la Tierra sobre la superficie lunar. De la misma forma, los eclipses de Luna, hacen visibles las “sombras” personales y colectivas. Este eclipse nos permite ver todo lo que no nos gusta, en nosotros mismos y también a nivel de la sociedad y el sistema.

Cáncer es el signo de las emociones, del hogar, de la madre. El viernes día 10 es un día para estar en casa, para sentir, para cuidarse con los cuidados de una madre, para observar que patrones subyacentes que nos limitan. Estamos viendo muy claramente como nuestras acciones afectan a nuestro gran hogar que es la Tierra. El eclipse de luna es un buen momento para soltar, para limpiar. Date una semana para asentar la energía del eclipse

¿Qué es lo que tengo que dejar marchar?

 

,Se ha hablado muchísimo de la conjunción Saturno-Plutón que ocurrirá el día 12 de enero. Esta conjunción es muy importante por varias razones. Una porque ocurre más o menos cada 34-36 años, pero sobre todo porque nada es igual después de ella. Saturno y Plutón son dos pesos pesados y, unidos su energía deja huella.  Marcan tiempos de crisis. Tiempos de transformación. Tiempos de crecimiento y maduración. Saturno representa las estructuras, lo establecido. Plutón es Kali, es Shiva: la energía que disuelve sin titubeos todo lo que no sirve. Y por si fuera poco, El Sol y Mercurio se unen a la fiesta. 

Saturno en Capricornio también representa el éxito. Plutón la sombra, el subconsciente colectivo. Con esta conjunción está saliendo a la luz la sombra del éxito. Lo que hemos hecho modelo de éxito personal nos está llevando a la experiencia cotidiana del stress y la ansiedad. El éxito de toda una civilización y la sociedad del bienestar, nos lleva de cabeza a una situación insostenible en el planeta. En los últimos años nos hemos dado cuenta de lo que no funciona. Lo que no queremos. Lo que nos hace pagar un precio demasiado caro. Energías insostenibles. Instituciones caducas. Necesidad de soluciones. Gobiernos que parecen salidos de novelas de otros siglos. Incapacidad para tomar decisiones adecuadas.  Y sin embargo hay una gran resistencia al cambio: no es fácil detener la inercia del gran sistema.

Plutón ha llegado para empujar cambios importantes e impensables hace unos años, sobre todo relacionados con las grandes estructuras, gobiernos, corporaciones (Saturno). Si utilizamos bien la energía disponible, hará desaparecer lo caduco, mientras Saturno, entrando en el innovador Acuario en 2021, se pondrá manos a la obra para la creación de nuevas estructuras y sistemas, ayudado por la presencia del optimista y abundante Jupiter. Maharishi Mahesh Yogi decía que estábamos en el nuevo amanecer de la humanidad, al final del Kali Yuga, la era de la confusión y la falta de dharma, pero ya percibiendo los colores en el cielo antes de ver los primeros rayos del Sol. Momentos de incertidumbre pero también de esperanza.

A nivel personal, como vivas este momento depende de como se sitúen estos planetas en tu carta astral, y también de como has ido haciendo el trabajo necesario, externa e internamente. Saturno en Capricornio exige disciplina, perseverancia, constancia al cuadrado. Plutón es cambio, transformación, disolución, brutal honestidad para vernos en nuestra totalidad. Es un año de trabajo intenso y las nuevas estructuras y patrones que se creen perdurarán en el tiempo.

Piensa en la energía de estos dos planetas como la de un maestro o un padre que desde su sabiduría te dicen “por aquí mejor no” 

Urano en Tauro. Tauro representa la estabilidad de la Tierra; Urano, la revolución, la inestabilidad. Tauro es lo conocido; Urano lo nuevo, lo diferente. Estamos haciendo limpieza general en el trastero… Una de las sombras de este aspecto es como la tecnología y las radiaciones (Urano)  están alterando nuestra calma (radiaciones, móviles,…) y la de la madre Tierra. ¿Estamos aún a tiempo de cambiar esto? No lo sé. Pero sin duda Urano también nos invita a buscar soluciones de futuro, innovadoras, imaginativas. Soluciones que requieren que salgamos de la zona de comodidad. Tambien a crear nuevas formas para lo material: nuevos sistemas económicos, nuevas formas de dinero como las criptomonedas, …

El día 10, la Luna Llena en Cáncer estará en oposición a toda la conjunción planetaria en Capricornio, creando un diálogo entre nuestra parte mas emocional y humana y la que se preocupa más por la manifestación y los beneficios.  

A pesar de la tensión, la Luna estará feliz en cierta manera de estar en su signo favorito, y de iluminar este proceso con un poco de amor… que tanto necesitamos. 

 

Consejos para un intenso enero 2020 

  • Esta Luna Llena contempla como se equilibran tu vida familiar o personal y tu vida profesional, la energía que pones en escuchar tus emociones y la que dedicas a tu trabajo, a tus proyectos.
  •  Asegúrate de darte muchos, muchos mimos este fin de semana y de tener una agenda relajada
  • Escucha tus emociones pero no actúes impulsivamente sobre ellas
  • Si no has creado tu sankalpa (intención) para este año, créalo en este mes. Una intención clara dará dirección a tu tiempo y te ayudará a ver cuales son las “estructuras” que necesitan disolverse para crear las nuevas que pueden ser la base de tu vida desde ahora.
  • Disciplina. Tú sabes donde la necesitas
  • Neptuno, el planeta de los sueños, la conciencia y el amor incondicional da salida a la intensidad de este momento. No es casualidad que toda la humanidad vuelva su mirada hacia la espiritualidad. Regaláte cada día el placer necesario de la meditación y la contemplación.  

Namaste y Próspero 2020  

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This